Artículo de opinión: tabaco e hipocresía

En relación con el nuevo decreto que amplía de venta de tabaco en las tiendas de conveniencia nos tenemos que preparar para cuando un alumno espabilado nos pregunte en una sesión de prevención de drogas en la escuela “si fumar es perjudicial para la salud ¿por qué amplían su venta?” y responderemos avergonzados “efectivamente, está más que demostrado el daño que provoca fumar; esto lo podemos llamar una incoherencia”.

Y a continuación nos preguntará “y si es perjudicial para la salud, ¿por qué lo hacen?” y como quién no quiere la cosa responderemos “porque la administración recaudará más impuestos, los empresarios tendrán más beneficios y los fumadores consumirán más tabaco y potenciarán su adicción. Esto podemos decir que es hipocresía”.

Y espero que ningún alumno se atreva a preguntar “¿y quién piensa en nosotros, los más jóvenes?”. No sabremos qué responder.

Gobierno, diputados y grupos políticos, ustedes saben que esta medida rema en dirección contraria a la salud de los ciudadanos. Empresarios y empresarias que ahora pueden vender tabaco, ¿les importa la salud de sus clientes?.

También hay otras cosas donde conviene no traspasar la línea roja.

Oriol Esculies Plou

Director

Projecte Home Catalunya