El alcohol, el tabaco y el cannabis, las drogas más consumidas por los jóvenes de 14 a 18 años

ESTUDESEl Plan Nacional sobre Drogas ha dado a conocer los datos de la Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2014/2015, que informa sobre el consumo de drogas de los adolescentes y jóvenes españoles de 14 a 18 años. Los datos muestran que el alcohol, el tabaco y el cannabis siguen siendo, por este orden, las drogas más consumidas entre este sector de la población.

A pesar de que el consumo de alcohol ha disminuido respecto la encuesta 2012/2013, un 68,2% de los jóvenes encuestados reconoce haber consumido alcohol en los últimos 30 días. Destaca también el hecho que 1 de cada 3 encuestados tenga un consumo de riesgo durante el fin de semana, cuando aumenta el porcentaje de consumidores. Por otro lado, 1 de cada 3 jóvenes reconoce también haber hecho ‘binge drinking’ (consumo intensivo en poco tiempo) en los últimos 30 días.

El cannabis sigue siendo la droga ilegal más consumida por los jóvenes. Los datos indican que 1 de cada 4 jóvenes ha consumido el último año y 3 de cada 10 lo han probado alguna vez. Además, aumenta el porcentaje de estudiantes que han consumido cannabis en los últimos 30 días, un 18,6%. En cuanto al consumo que se considera problemático, afecta a un 2,5% de los estudiantes de 14 a 18 años. Esta cifra aumenta hasta el 13,8% entre los jóvenes que han consumido cannabis el último año.

En cuanto a otras drogas, se confirma la tendencia a la baja del consumo de tabaco (8,9% diariamente) mientras que se mantiene el de cocaína (3,5% alguna vez a la vida) y disminuye ligeramente el de hipnosedantes sin receta (7,8% alguna vez a la vida).

Además de los datos de consumo, es interesante destacar otros aspectos como la percepción de riesgo que los jóvenes tienen de las diferentes sustancias. En este apartado, destaca, por ejemplo, que los encuestados consideran que el tabaco es más peligroso que el cannabis mientras el alcohol es con diferencia la sustancia percibida como menos peligrosa.

Por sexos, se observan también diferencias remarcables en el consumo de drogas. Así, los chicos consumen en mayor proporción drogas ilegales (cannabis, cocaína…) mientras que las chicas tienen un mayor consumo de las drogas legales como el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes.