Entrevista a Cristina Cañamares, del Servicio Jurídico y Penal: «Creemos en la reinserción y en las medidas alternativas al encarcelamiento»

Entrevista a Cristina Cañamares, del Servicio Jurídico y Penal: «Creemos en la reinserción y en las medidas alternativas al encarcelamiento»

El Servicio Jurídico y Penal de Proyecto Home ofrece asesoramiento y acompañamiento al ámbito judicial para aquellas personas usuarias de la entidad que tienen causas abiertas, así como seguimiento para quienes cumplen medidas penales alternativas.

Durante 2021 este servicio ha atendido a 130 personas, procedentes de los diferentes programas y servicios de la entidad; Centro de Día (25%), Comunidad Terapéutica (23%), Primeras Atenciones (17%), Reinserción (13%), Ambulatorio (11%), Proyecto Joven (8%) y Post-Seguimiento (3%). De estas personas, un 92% son hombres y un 8% dones.

Para profundizar en la labor de este servicio hemos entrevistado a la responsable del Servicio Jurídico y Penal; Cristina Cañamares.

 

Hola Cristina, ¿Puedes hablarnos un poco de tu experiencia en el campo jurídico asociado a las adicciones?

¡Si, encantada! Soy licenciada en Derecho por la UAB y graduada en Criminología por la UOC, también cursé en la UAB el Postgrado en Criminalista y el Postgrado de Policía Científica e Inteligencia Criminal en la especialidad de Consejero en Documentoscopia y Pericia Judicial en Propiedad Intelectual e Industrial.

Empecé a trabajar como profesional en Projecte Home Catalunya en marzo de 2017, después de 2 años como voluntaria y estudiante en prácticas del servicio jurídico. El trabajo que hago en la entidad me permite aplicar mis conocimientos de Derecho a nivel de leyes, pero la Criminología me da la perspectiva necesaria para poder comprender mejor cada caso y poder abordar y trabajar para dar una respuesta más completa a las necesidades judiciales y sociales.

En el caso de personas con adiciones y problemática legal es necesario tener una visión más general, teniendo en cuenta no sólo las causas, el tipo de delito y el tiempo de condena, sino también la parte más psicológica, social y laboral. Ver a la persona como un todo, y no sólo como alguien que ha cometido un delito. Para mí la criminología aporta esta parte más social y humana a mi labor.

A nivel terapéutico sirve también para identificar las carencias que pueden estar afectando al comportamiento o situación de la persona, lo que nos da las herramientas para trabajar para que su reinserción sea más completa.

 

¿Podrías explicarnos qué es el Servicio Jurídico y Penal?

Projecte Home Catalunya pone a disposición de las personas en tratamiento la posibilidad de utilizar este servicio. La finalidad, no es la defensa ante los tribunales, sino el asesoramiento y acompañamiento en los aspectos judiciales a aquellas personas en tratamiento que puedan necesitarlo.

Hay que tener en cuenta que la problemática legal que tienen algunas de las personas a las que atendemos afecta de forma directa a su proceso terapéutico. Por este motivo, tanto las personas usuarias como los compañeros profesionales deben ser conocedores de estas problemáticas asociadas al consumo puesto que afectan al proceso de reinserción. Trabajar como un todo y de forma conjunta aumenta las probabilidades de éxito en el tratamiento. Mi tarea consiste, por tanto, en poner al servicio de la entidad, tanto de los usuarios como de los compañeros profesionales, mis conocimientos jurídicos y criminológicos para ayudar a comprender la situación de las personas con causas judiciales.

Al mismo tiempo, también se realiza una coordinación y colaboración con otros profesionales del derecho para poder dar una respuesta completa a las dificultades jurídicas en las que se puedan encontrar las personas en tratamiento.

Desde el departamento jurídico también trabajamos, junto con profesionales del ámbito judicial, la posibilidad de poder coordinar la aplicación de medidas penales alternativas a todas aquellas personas en tratamiento que hayan sido condenadas.

La finalidad es minimizar las consecuencias de la entrada o estancia en prisión optando por medidas más resocializadoras.

¿Qué se ofrece a las personas que necesitan esa ayuda?

Ofrecemos lo siguiente:

  • Entrevistas de asesoramiento jurídico y penitenciario a aquellas personas en tratamiento o en primeras entrevistas que lo soliciten.
  • Elaboración de informes por causas judiciales abiertas o por el control y seguimiento de las causas ya sentenciadas con condena de medidas penales alternativas.
  • Coordinación y seguimiento con diferentes profesionales para la aplicación de medidas penales alternativas (abogados/as, departamento de justicia, servicios penitenciarios, etc.)
  • Colaboración con profesionales del derecho por posibles derivaciones de casos por representación ante los tribunales.

 

¿Cuál es el principal objetivo?

El principal objetivo del departamento es asesorar a las personas con causas judiciales para que se responsabilicen de sus acciones, puesto que esto también forma parte del proceso de reinserción. Se trabaja para que tomen conciencia de las consecuencias de sus actos, pero que puedan hacerlo acompañados. Creemos en la reinserción social y en las medidas alternativas al encarcelamiento, y trabajamos por este modelo de tratamiento. Las personas con adicciones sufren una estigmatización mayor si tienen antecedentes penales, por este motivo es necesario dar un acompañamiento global para conseguir que esta situación se minimice y tengan la oportunidad de una reinserción real.

 

¿Todo el mundo puede acceder al Servicio Jurídico y Penal?

Es un servicio que se ofrece a todas las personas que están haciendo un proceso en la entidad, para darles un asesoramiento más completo, aunque también se hace mucho asesoramiento a personas que todavía no han comenzado el proceso, porque las sus necesidades o urgencias judiciales lo requieren así. A veces llegan personas con una problemática penal asociada desde el principio, y deben realizarse asesoramientos previos al ingreso, coordinándonos con el equipo terapéutico, los servicios penitenciarios y/o su representante legal.

A veces no se trata de delitos penales, pero sí factores judiciales a consecuencia de la adicción, como sanciones administrativas, deudas por impagos o problemas de custodia de hijos, insolvencia o problemas laborales.

Solucionar estas problemáticas es clave para proporcionar la estabilidad que la persona va a necesitar durante el proceso para superar la adicción.