PROFESIONALES DEL SECTOR DE LAS ADICCIONES PARTICIPAN EN EL ‘1R DEBATE SOBRE DROGODEPENDENCIAS’ A TREMP

PROFESIONALES DEL SECTOR DE LAS ADICCIONES PARTICIPAN EN EL ‘1R DEBATE SOBRE DROGODEPENDENCIAS’ A TREMP

Varios profesionales que trabajan con las personas con adicciones han participado este viernes 3 de julio en el "1er Debate sobre Drogodependencias: Realidades en el Pallars", un acto que se ha celebrado por primera vez y que ha permitido que profesionales del sector pusieran en común sus experiencias para analizar conjuntamente y desde diferentes vertientes la incidencia y la situación actual de las drogodependencias en las comarcas del Pallars.

La concejala de Mujer, Igualdad y Cohesión Social del Ayuntamiento de Tremp, Míriam Plan, ha inaugurado un acto que ha tenido lugar en el Centro Cívico Tarraquet y que ha contado con una mesa redonda moderada por Sonia Fuente, coordinadora del Servicio de Atención de las Adicciones en Lleida de Proyecto Hombre; en la que han participado la Dra. Elia Schelover, psiquiatra coordinadora del CAS Hospital Comarcal del Pallars; Carlos Farré, agente de los Mossos de la Oficina de Relaciones con la Comunidad de la Comisaría de Tremp; y Xavier Coll, educador social de los Servicios Sociales Básicos del Consejo Comarcal del Pallars Jussà.

Los diferentes participantes del debate han insistido en la importancia de hacer visible el fenómeno de las adicciones a las comarcas del Pallars para poderlo tratar como un problema de salud como cualquier otro. En este sentido, se ha hecho especial mención al consumo problemático de alcohol, a las graves consecuencias familiares, sociales y económicas que ocasiona y en las dificultades que a menudo hay a la hora de tomar conciencia de este problema. Por otra parte, se ha recordado también la necesidad de ampliar el trabajo en la prevención de las adicciones como forma más efectiva para anticiparse.

El debate ha servido también para dar a conocer el Servicio de Atención de las Adicciones en Lleida de Proyecto Hombre Cataluña, un espacio creado a finales de 2014 con el objetivo de ofrecer un servicio de proximidad en el tratamiento de las adicciones a las personas de las comarcas de Lleida y que en sus primeros seis meses de funcionamiento ha atendido a 50 personas.