Projecte Home alerta que la cocaína vuelve a ser la sustancia más consumida entre las personas que atiende

  • Cataluña es el territorio donde el consumo de cocaína es más elevado respeto los diferentes centros de Proyecte Hombre en España.
  • En los últimos cinco años, ha aumentado un 32% el número de personas en tratamiento a la entidad.
  • En adolescentes, el abuso de cannabis y de las nuevas tecnologías empuja la entidad a impulsar un nuevo programa de prevención a las escuelas: el Juego de Claves.

Imagen de la rueda de prensa de presentación del informe en el Colegio de Periodistas de Catalunya.

Con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, Projecte Home Catalunya ha presentado este lunes 26 de junio en un acto en el Colegio de Periodistas, el Informe Anual de Drogas sobre las personas atendidas en 2016 por la ONG en Catalunya.

La entidad ha alertado de un repunte del abuso de cocaína (polvo de clorhidrato de cocaína administrada por vía nasal), que vuelve a ser la droga con más demandas de tratamiento, concretamente con el 45,7% de los casos, respecto el 38% de 2015. El director, Oriol Esculies, ha insistido que “la cocaína es una sustancia muy adictiva y que provoca graves efectos para la salud y la vida de las personas. El descenso de su consumo de los últimos años ha comportado que la sociedad bajara la guardia y dejara de percibir el riesgo, coincidiendo también con una cierta mejora del poder adquisitivo de los ciudadanos”. Comparado con los otros centros de Projecte Home en todo el Estado, Catalunya es el territorio donde la cocaína tiene un porcentaje de consumo más elevado: el 45,7% en Catalunya respecto el 31,1% de la media estatal, el 26,1% de Madrid o el 29,8% del País Valenciano, entre otros.

Según datos del Informe Europeo sobre Drogas 2016, la cocaína es la droga ilegal con más inicios de tratamiento en Europa, y España es el segundo país europeo donde más población ha consumido cocaína alguna vez. Además, Barcelona sigue siendo la tercera ciudad europea con más presencia de residuos de cocaína en aguas residuales.

El informe también revela un incremento del policonsumo: se abusa de la cocaína con otras drogas a la vez, normalmente alcohol, cannabis, ansiolíticos y tabaco. Este fenómeno provoca mayor toxicidad y deterioro y desencadena más trastornos psiquiátricos. La percepción de problema respecto estas otras sustancias es todavía más baja y, a menudo, se toman para sustituir la droga principal.

La última encuesta EDADES del Ministerio de Sanidad (2015-2016) afirma que el 41,7% de la población española ha consumido como mínimo dos drogas (legales o ilegales) en los últimos doce meses y que se trata de un patrón muy extendido sobre todo entre los hombres de 25 a 34 años.

Después de la cocaína, el alcohol es la sustancia más problemática para el 37,1% de los casos. Se trata de la droga más accesible y más consumida por la sociedad, con una muy baja percepción del riesgo.

La heroína, mayoritariamente fumada, motiva el 7,7% de los inicios de tratamiento, un porcentaje bajo pero estable los últimos años y, hasta ahora, no se aprecia en Catalunya una nueva epidemia como sucede en los Estados Unidos.

Por otro lado, un 4,6% de las personas atendidas son adictas al juego patológico tradicional (máquinas recreativas) o por internet (apuestas deportivas, juegos en red o pornografía). Estas adicciones van en aumento debido a la facilidad de acceso, la preservación de cierto anonimato, la comodidad de conectarse a cualquier hora o la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito.

 

Hombre de mediana edad en una situación económica precaria, el perfil tipo de usuario

Entre las persones adultas atendidas en 2016, la media de edad es de 39,8 años, una cifra que ha aumentado hasta ocho años en la última década debido al envejecimiento progresivo de este colectivo. A las mujeres, un 15,2% de los casos, les cuesta más pedir ayuda por un mayor estigma social y por las cargas familiares y siguen siendo minoría respecto a los hombres, un 84,8%.

Por otro lado, un 31,6% de los usuarios presenta patología dual, es decir, algún trastorno psicológico añadido a la adicción, mientras que en cuanto al VIH, un 6,1% son seropositivos.
El 76,4% de las personas atendidas cuenta sólo con estudios primarios o no finalizados, un dato acompañado de tan sólo un 47,9% de personas que tienen en el trabajo su principal fuente de ingresos. A pesar de que esta cifra ha mejorado respecto al año anterior, la situación del mercado de trabajo es precaria e inestable. Sólo un 10% de los usuarios que encuentran trabajo lo hacen con contrato indefinido y/o jornada completa.

 

Un 32% más de personas en tratamiento que hace cinco años

En total, este 2016 se han atendido 2.147 personas entre los diez centros que Projecte Home tiene en Catalunya (Barcelona 4, Montgat 2, Montcada i Reixac, Tarragona, Tortosa i Tremp). De estas, 944 personas realizaron un tratamiento continuado, una cifra que supone un incremento del 10% sobre el 2015 y de hasta el 32% respeto hace cinco años.

Respecto al año anterior, el incremento de casos es especialmente significativo en Barcelona ciudad, con un aumento del 19%, y la demarcación de Tarragona, con un 22%. En cuanto a la distribución de municipio de procedencia, la ciudad de Barcelona encabeza la lista con un 32% de los casos totales; seguido de Badalona, con un 8%; L’Hospitalet de Llobregat, con un 3%; y Santa Coloma de Gramenet y Tarragona, con un 2% cada municipio.

 

Nuevo programa de prevención de drogas en las escuelas: Juego de Llaves

Entre los y las adolescentes que han pedido ayuda a Projecte Home el consumo problemático de cannabis es mayoritario en un 83% de los casos, a menudo relacionado con un abuso del alcohol. En segundo y tercer lugar, la cocaína y el juego patológico u otras conductas adictivas, respectivamente, son los principales causantes del resto de solicitudes de tratamiento entre los más jóvenes.

El informe también detecta que los adolescentes se inician en el consumo de drogas de forma muy precoz: el alcohol a los 13,5 años, el cannabis a los 14,2 y la cocaína a los 16,9. Este abuso va normalmente asociado al fracaso o abandono escolar, aislamiento social, conflictividad familiar, episodios de violencia o conductas de riesgo (prácticas sexuales no seguras o conducción bajo los efectos de sustancias). La problemática asociada más preocupante son los trastornos psicológicos, hasta en un 43% de los casos, porcentaje que se ha duplicado respecto la de hace cinco años.

La alta prevalencia del abuso del cannabis y de las nuevas tecnologías entre los menores de edad de Catalunya ha traído a Projecte Home a implementar un nuevo programa de prevención escolar llamado Juego de Llaves, dirigido a alumnos, familias y profesorado de los centros catalanes de secundaria con el objetivo de evitar el consumo de drogas y aprender a hacer un uso responsable de las nuevas tecnologías (teléfono móvil, internet por ordenador, redes sociales y videoconsolas).

Precisamente, la educación en las escuelas es la medida más bienvalorada (90,8%) por la población española, según la última encuesta EDADES, para solucionar los problemas ocasionados por el consumo de drogas. Por otro lado, los datos de Catalunya de la encuesta ESTUDES 2014-2015 del Ministerio de Sanidad indican que el 23,4% de los estudiantes de 14 a 18 años han consumido cannabis en los últimos 30 días. Del mismo modo, la reciente Encuesta Factores de Riesgo a la Escuela Secundaria (FRESC) del Ayuntamiento de Barcelona destaca que el consumo de cannabis en los últimos 30 días en los chicos de 15-16 años ha pasado del 2,5% el 2012 al 11,1% el 2016.