Proyecto Hombre incrementa la participación en la ONU ante el grave problema mundial de las drogas

Durante la semana del 12 de marzo tendrá lugar en Viena la 61ª edición de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas, un acontecimiento anual en el que los gobiernos de todo el mundo debaten y buscan soluciones en el grave problema global de las drogas.

La Asociación Proyecto Hombre, que agrupa todas las fundaciones de Proyecto Hombre del estado, ejerce como ONG con Estatus Consultivo Especial ante Naciones Unidas.

Y este año, el próximo martes 13 de marzo, encabezaremos una conferencia de alto nivel (Special Event) en el marco de la Comisión, organizada conjuntamente con los gobiernos de España y Grecia, la Oficina de Naciones Unidas por las Drogas y el Delito, la ONG griega KETHEA y más de ocho federaciones internacionales y ONG, con el título “Poniendo Luz a la ciencia de las Comunidades Terapéuticas” (ver programa).

Contaremos con el Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, el Sr. Mario Garcés, y con grandes expertos internacionales, destacando el Dr. Gilberto Gerra, jefe de Salud y Prevención de Drogas de la ONU. El acto será coordinado por Oriol Esculies, que ejerce como delegado internacional de la Asociación Proyecto Hombre.

Durante la conferencia se presentará un manifiesto conjunto que dará voz a más de 900 organizaciones que atienden cada año a más de 700.000 personas con adicciones en todo el mundo. La soprano vasca Ainhoa Arteta será la encargada de leer el manifiesto. Este documento defiende la necesidad de potenciar decididamente los tratamientos efectivos de las adicciones a nivel mundial y hacerlos accesible a los colectivos más vulnerables y en las regiones más desfavorecidas. Todavía hoy 5 de cada 6 personas con problemas de drogas no tienen acceso a tratamiento.

En el mismo momento, se hará público el diseño de un ambicioso estudio internacional en alianza entre la ONU, Proyecto Hombre y KETHEA para conocer mejor los factores que agravan la adicción, así como estudiar la efectividad de las Comunidades Terapéuticas para los perfiles más graves.